martes, 22 de febrero de 2011

La primera vez: Pippi en la isla de Taka Tuka


¿Recordáis vosotros cuál fue la primera película que fuisteis a ver al cine?

8 comentarios:

Pato dijo...

Estoy tan cansada que me es imposible mantenerme alerta, cuanto menos escribir entradas! Ayer dije: Tengo que ir a bligoger los libros a la recoteca...

Llosef dijo...

En un cine normal, una de Vicky el Vikingo (en realidad, fueron varios episodios de la serie uno tras otro).

En el colegio, todos los sábados había cine, y allí los recuerdos son muchos y confundo el orden, pero vi muchas de Godzilla, una cosa religiosa y beata llamada "Setenta veces siete" (la traición de Judas a Jesús en plan moderno), una que resultó un escándalo porque salían chicas en paños menores (un spaghetti, "Dinamita Joe", que era un cachondeo) y "La amenaza de Andrómeda".

Por eso me he convertido en lo que soy ahora. ¡Malditos! O quizá, ¡gracias!

La serie de Pippi me encantaba, pero sobre rodo Anika, que era tímida y remilgada como yo de niño. Por eso me gustaba.

Y prometo que en la siguiente diré SOLO UNA.

Paco dijo...

Pues sí, "Los Diez Mandamientos", recién llegado a Madrid. Lo que más me impresionó fue que el faraón, o sea, Yul Brynner, repetía cada dos por tres "etcétera, etcétera, etcétera", rasgo que mi tierna mente infantil debió interpretar como profunda sabiduría egipcia.
Si es que puede uno fiarse de sus recuerdos, claro, que de hecho no puede.

A princesa no xardín dijo...

Parrula, xa falas sumerio!!! Veña, ánimo, que xa falta pouco!

Non lembro ben cal foi a miña primeira películas no cine, sospeito que "El barrendero" de Cantinflas, actor apreciadísimo na miña familia. Aí vai todo o meu jlamur polo chan!!!

Por outra parte, é case seguro que, en realidade, fose unha de kung-fu de Bruce Lee ("Operación dragón"?) no cine ambulante dos ferrancheiros. A cultura cinematográfica que adquirín gracias a eles merecería un post, como mínimo.

Pato dijo...

Vicky el Vikingo, Los diez mandamientos, una de Cantinflas... ¡Calidá! Yo hasta recuerdo el nombre del cine: el Calvar. Duró muy poquito... Qué tiempos...

Thomas dijo...

Siento llegar tarde, pero me he tirado la semana desconectado. La primera vez que fui al cine lo hice acompañando a mis padres. Era muy pequeño y no es que supiera cuál era la película, es que no sabía QUÉ era una película, ni qué hacíamos en aquel lugar oscuro y aterrador. Recuerdo una especie de bailarines o patinadores en la pantalla, dejando una estela a su paso. Poco después ya estaba llorando de miedo, claro.

La siguiente vez ya sabía -más o menos- qué era una película. Esta vez fue una de Parchís. También me fui llorando: era la escena en la que meten al amigo gordo en el quirófano por atiborrarse de pasteles, y yo me temía que faltaban segundos para una carnicería gore; mejor dicho, snuff.

Tenía cinco años, creo.

Pato dijo...

Hmmm ¿bailarines o patinadores en la pantalla? ¿Y te dio miedico?... ¡Está claro: fuiste a ver Bambi!!

Tomás dijo...

Nah, era imagen real y lo que me daba miedico era, primero la oscuridad y, segundo, la repentina y espontánea convicción de que si nos quedábamos allí mucho tiempo, luego ya no podríamos salir NUNCA, NUNCA JAMÁS.

¡Claro que si llega a ser Bambi seguro que lloro más aún con lo del incendio y la madre muerta!